Eduardo Bellido, CEO de Thales Alenia Space en España

Eduardo Bellido, CEO de Thales Alenia Space en España

“Contamos con una industria espacial de primer nivel que goza del prestigio y reconocimiento internacional por su excelencia técnica y experiencia en programas tanto de la ESA como de otras agencias espaciales. Esto es fruto de muchos años de trabajo e inversión, tanto pública como privada, en un sector cuyos beneficios para la sociedad son enormes en áreas como las comunicaciones, los sistemas de navegación, la meteorología o el estudio del cambio climático”.

 

  1. ¿Cuáles son los principales proyectos en los que está inmersa Thales Alenia Space España a nivel mundial y europeo?

Este año hemos firmado el contrato para la construcción de los futuros satélites de comunicaciones gubernamentales españoles, SPAINSAT NG. Se trata de un contrato muy importante tanto por su importe (es el mayor contrato en nuestros 30 años de actividad), como por lo que representa de salto cualitativo, ya que lideraremos por primera vez el desarrollo e integración de cargas útiles de telecomunicaciones de grandes dimensiones y complejidad. Estas cargas útiles se integrarán en una nueva sala blanca, única en nuestro país, que estamos construyendo en nuestra sede en Tres Cantos. Esto nos afianza en nuestro rol de sistemista de cargas útiles e instrumentos.

Durante los últimos 15 meses hemos entregado subsistemas de comunicaciones para 12 satélites diferentes, incluidos Sentinel, MTG, Euclid y un programa de exportación. Además, hemos firmado sendos contratos para dos nuevas misiones de la Agencia Espacial Europea, PLATO, que buscará y analizará sistemas planetarios extrasolares, y FLEX, que hará un mapa de la fluorescencia de la vegetación para cuantificar la actividad fotosintética. Somos la empresa de referencia en Europa en subsistemas de comunicaciones para satélites.

En MTG, la tercera generación de satélites meteorológicos europeos, tenemos también un rol destacado en el desarrollo de los dos instrumentos principales. Somos responsables de las unidades de video y de procesamiento datos, equipos muy complejos, encargados de asegurar la calidad de imagen de ambos instrumentos, muy superior a la generación actual. 

Estamos también inmersos en el desarrollo de varios satélites de telecomunicación de muy alta capacidad, como Eutelsat Konnect VHTS y SES 17, con cargas útiles digitales de última generación capaces de procesar enormes anchos de banda, ofreciendo gran flexibilidad a los operadores. En España desarrollamos el Hilink, un componente crítico que permite controlar y reconfigurar la carga útil digital en tiempo real mediante un enlace de servicio de alta velocidad. 

También quiero destacar nuestra actividad en el segmento de lanzadores, tanto terreno como de vuelo. Trabajamos en la extensión del sistema de comunicaciones por fibra óptica del puerto espacial europeo en la Guayana Francesa, para dar servicio al complejo de lanzamiento del nuevo lanzador europeo, Ariane 6. Por otro lado, estamos desarrollando el transmisor de telemetría de Ariane 6, con un enfoque disruptivo, en línea con las tendencias del llamado “New Space”, mediante un diseño innovador y la tecnología más avanzada en fabricación para satisfacer los exigentes requisitos del cliente en un entorno altamente competitivo. 

 

Eduardo-Bellido

Euclid Structural and Thermal Model integrated ©Thales Alenia Space_Airbus Defence and Space

 

  1. Desde Thales Alenia Space, como una de las principales organizaciones fabricantes de satélites, ¿cuál cree que es el papel que desempeña la industria española satelital en el mundo?

La industria espacial española se ha consolidado como la quinta potencia en Europa por facturación, con un volumen cercano a los 900 millones de euros y dando empleo a más de 3500 personas altamente cualificadas. Desde mi punto de vista, poco tenemos que envidarle a la industria espacial de otros países en cuanto a capacidad, talento e innovación. Buena prueba de ello es que nuestra industria desarrolla y exporta tecnología de vanguardia para las principales agencias espaciales y operadores de satélite de todo el mundo.   

A lo largo de varias décadas nuestra industria ha ido creciendo no solo en volumen, sino también en el desarrollo de nuevas capacidades, subiendo paulatinamente en la cadena valor siendo hoy capaz de liderar sistemas complejos, desde grandes cargas útiles hasta satélites completos. 

  1. ¿Qué supone para Thales Alenia Space España formar parte de las misiones PACE y WFIRST de la NASA?

Es un orgullo colaborar con la NASA en dos de sus misiones estratégicas, como son PACE, que estudiará los ecosistemas oceánicos y la atmósfera, y WFIRST, su próximo gran telescopio infrarrojo para la observación del universo y la búsqueda de exoplanetas. Además, cabe reseñar que nuestra participación en estas dos misiones responde a nuestra competitividad como compañía exportadora de tecnología espacial, siendo elegidos por la NASA por delante de otros suministradores norteamericanos. Es un buen ejemplo de las cotas de competitividad que es capaz de alcanzar la industria espacial de nuestro país. En ambas misiones somos responsables de los equipos de comunicaciones que se encargan de mantener el contacto entre las estaciones terrenas y los satélites. 

 

Eduardo-Bellido

Lunar Orbital Platform ©NASA

 

  1. De cara a un futuro próximo, ¿cómo augura que será el desarrollo del sector espacial español con respecto al resto de potencias europeas?

Como decía antes, contamos con una industria espacial de primer nivel que goza del prestigio y reconocimiento internacional por su excelencia técnica y experiencia en programas tanto de la ESA como de otras agencias espaciales. Esto es fruto de muchos años de trabajo e inversión, tanto pública como privada, en un sector cuyos beneficios para la sociedad son enormes en áreas como las comunicaciones, los sistemas de navegación, la meteorología o el estudio del cambio climático. Nuestro sector cuenta con empresas punteras en sus respectivas áreas de especialidad y con excelentes profesionales capaces de liderar los proyectos más ambiciosos. Contamos por lo tanto con los mimbres necesarios para seguir desarrollando el sector en un entorno cada vez más competitivo. 

Para lograr un desarrollo equiparable al de otras potencias europeas es necesario contar además con una inversión pública en programas espaciales a la altura de lo que invierten otros países. Es importante que España apueste por el sector espacial como sector estratégico, tanto por los servicios críticos que proporciona como por tratarse de un sector altamente innovador y tecnológico y generador de empleo de calidad. En este sentido, el Consejo Ministerial de la ESA, que se celebrará en noviembre en Sevilla, será un momento clave de cara a los próximos años, ya que cada país miembro de la Agencia decidirá qué programas apoya. Cuanto mayor sea la aportación española, mayores serán las oportunidades para las empresas españolas de tener un rol destacado en esas misiones. 

 

  1. ¿Cuáles son los avances alcanzados hasta el momento en ExoMars, el proyecto de exploración robótica de Marte? ¿En qué fase os encontráis?

Estamos en la recta final de preparación para el lanzamiento de la misión en 2020. Tanto el rover como el módulo de descenso y el módulo portador han terminado su integración y ahora serán sometidos a pruebas ambientales. 

Nosotros hemos desarrollado en España las unidades electrónicas que controlarán toda la movilidad del rover sobre la superficie de Marte, además del despliegue de los paneles solares y el movimiento del mástil de la cámara panorámica (PanCam). Más allá de la elevada complejidad de estos equipos, en este programa nos enfrentamos a unos requisitos ambientales extremos para asegurar el funcionamiento de los equipos en el adverso clima marciano, con temperaturas que van desde los -100 °C en las frías noches marcianas hasta los +90 °C cuando están en funcionamiento bajo la luz del día. También hemos puesto en práctica procesos específicos de esterilización y de protección frente a la contaminación biológica, para asegurarnos de que no llevamos microbios terrícolas a Marte, que podrían enmascarar posibles evidencias de vida extraterrestre o dar lugar a falsos positivos en la detección de vida.

 

  1.  ¿De qué innovaciones seremos testigos en aquellos proyectos de Observación de la Tierra y Ciencia?

Observación de la Tierra y ciencia son dos de los ámbitos de la actividad espacial más estrechamente vinculados a la innovación y al avance del conocimiento, tanto sobre la vida en nuestro planeta como del universo. Sin duda, uno de los principales programas en observación de la Tierra en la próxima década será la expansión del programa Copernicus, que actualmente cuenta con las series de satélites Sentinel 1, 2 y 3 ya operativos en órbita. Los nuevos satélites que se añadan a éstos dotarán al programa de nuevas capacidades para monitorizar nuestro planeta. Una de las misiones propuestas es LSTM (Land Surface Temperature Monitoring), que realizará observaciones de alta resolución espacio-temporal en el dominio infrarrojo térmico y visible de las regiones costeras y terrestres, de gran utilidad para servicios de gestión agrícola y de los recursos hídricos. En Thales Alenia Space España lideramos el estudio del instrumento para esta misión.

En ciencia, una de las misiones más llamativas en los próximos años, cuyo lanzamiento está previsto en 2022, es la misión Euclid. Esta misión está diseñada para estudiar la energía oscura y la materia oscura, dos ingredientes esenciales pero desconocidos de la cosmología moderna. Solo aproximadamente el 4% de la masa y energía del universo está formada por materia ordinaria (protones, neutrones, etc.). El resto es invisible y además el universo parece expandirse de forma acelerada impulsado por una desconocida “energía oscura”. A lo largo de seis años de misión, Euclid realizará un mapa tridimensional de la distribución de hasta dos mil millones de galaxias y de la materia oscura asociada, cubriendo la mayor parte del cielo fuera de la Vía Láctea. La ingente cantidad de datos generados por la misión serán transmitidos a Tierra mediante el subsistema de comunicaciones proporcionado por Thales Alenia Space España. 

 

Eduardo-Bellido

Meteosat Third Generation © Thales Alenia Space_Emmanuel Briot_Mid High

 

  1. ¿Qué razones le llevarían a recomendar el Congreso del Espacio?

El Congreso del Espacio nace con la intención de reunir durante dos días a los principales actores del sector espacial en España, tanto industria como instituciones y organismos públicos, para debatir y conocer de primera mano los avances y perspectivas del sector. Es un evento abierto a toda la sociedad, con vocación de dar visibilidad a un sector que, pese a lo estratégico de su actividad, a menudo es desconocido para el público en general. El congreso va a contar con la participación de ponentes de primerísimo nivel tanto nacionales como internacionales. 

 

  1. Y de cara al próximo año, ¿Cuáles son los retos imprescindibles a los que la industria espacial debe hacer frente?

Tras unos años de incertidumbre en el sector espacial, particularmente en el mercado de los satélites de telecomunicación, aparecen las primeras señales de recuperación de la demanda por parte de los operadores de satélite. La industria espacial tiene que adaptarse a una nueva realidad proponiendo soluciones más flexibles y eficientes que permitan a los operadores adaptar sus servicios a lo largo de la vida útil de la misión; soluciones que pasan en buena medida por la digitalización de las cargas útiles. Asimismo, veremos coexistir misiones de alta capacidad y complejidad con otras de bajo coste.

Comenzará también una nueva era en exploración, con el arranque de grandes programas a  la Luna y Marte liderados por la NASA, en los que la ESA quiere desempeñar un rol importante. Uno de ellos es el desarrollo de una estación espacial tripulada en órbita lunar, que servirá de enlace tanto para misiones en la superficie de la Luna como para misiones al espacio profundo. El otro gran programa es Mars Sample Return, una misión robótica de exploración de Marte que recogerá muestras del planeta rojo y las mandará a la Tierra. La experiencia acumulada en misiones anteriores a la Luna y a Marte será sin duda de gran utilidad para acometer estos nuevos desafíos. En Thales Alenia Space España, además de nuestra participación en la misión ExoMars, participamos actualmente en dos misiones a la Luna, una de la agencia espacial de Corea del Sur, llamada KPLO (Korea Pathfinder Lunar Orbiter), y otra de la NASA, en el marco del programa CLPS (Commercial Lunar Payload Services).

NOTICIAS RELACIONADAS

María José Rallo del Olmo, Secretaria General de Transporte del Ministerio de Fomento

“Galileo ha supuesto un crecimiento para la industria espacial española como se demuestra con la participación de un buen número de e...

Leer más

Raül Blanco, Secretario General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

“El sector espacial en el año 2018 facturó más de 860 M€, y dio empleo a casi 4.000 personas, de perfiles muy cualificados en su gran...

Leer más

Jorge Potti, director general de Espacio de GMV

“GMV trabaja en la práctica totalidad de misiones espaciales europeas, tanto de la ESA como de la Unión Europea. Tras 35 años trabaja...

Leer más