Raül Blanco, Secretario General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

Raül Blanco, Secretario General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

“El sector espacial en el año 2018 facturó más de 860 M€, y dio empleo a casi 4.000 personas, de perfiles muy cualificados en su gran mayoría. Es uno de los sectores que más invierte en innovación (11% de su cifra de negocios), netamente exportador, con un 83% sobre su facturación y una productividad que es 3.6 veces la media nacional”.

 

  1. ¿Cuál es la estructura actual del tejido empresarial del sector espacial en nuestro país?

Actualmente el sector espacial español está compuesto por un abanico muy amplio de empresas que van desde multinacionales con una fuerte implantación y compromiso con España, a grandes empresas netamente españolas, o compañías que se sitúan en el entorno de las “mid-caps”, y algo muy importante, un grupo de PYMES muy especializadas que se integran plenamente en la cadena de valor. Hay que destacar que la industria espacial española ha pasado en pocos años de ser un suministrador de equipos a disponer de capacidades para el desarrollo de un satélite o misión completos.

En cifras, el sector espacial en el año 2018 facturó más de 860 M€, y dio empleo a casi 4.000 personas, de perfiles muy cualificados en su gran mayoría. Es uno de los sectores que más invierte en innovación (11% de su cifra de negocios), netamente exportador, con un 83% sobre su facturación y una productividad que es 3.6 veces la media nacional.

Es también importante destacar que en el periodo 2006 a 2018, el sector ha duplicado su facturación, lo que da una idea de la rapidez de la industria española en aprovechar todas las oportunidades que han ido surgiendo en estos últimos años.

 

  1. ¿Qué colaboraciones entre el sector público y privado hay en marcha actualmente? ¿Qué planes de ayuda tenéis vigentes?

La principal participación del sector público en el ámbito espacial, como es bien conocido, se desarrolla con la aportación española a la Agencia Europea del Espacio (ESA), en la que actualmente la representación española la ejerce el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Gracias a la gran labor que realiza CDTI con su constante relación con la ESA y con las empresas españolas, es posible identificar aquellos programas de mayor interés, asegurar la financiación de los mismos, y gracias a las reglas de “justo retorno” conseguir la participación de la industria nacional en los mismos. 

En un entorno nacional, debemos mencionar en primer lugar el Plan Nacional de Observación de la Tierra, cuyo primer resultado visible fue el lanzamiento el año pasado del satélite PAZ, al que seguirá en un corto plazo el lanzamiento de Ingenio.

Y más recientemente es necesario destacar el programa SPAINSAT NG, en el que la colaboración público-privada en este proyecto liderado por el Ministerio de Defensa e Hisdesat, va a permitir la renovación de las capacidades de comunicaciones satelitales gubernamentales de España. En este programa me gustaría mencionar la participación que tiene el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que mediante un préstamo de 750 M€ proporciona la financiación necesaria para desarrollar un sistema tan complejo. Desde un punto de vista industrial, es muy relevante que más del 40% del proyecto será ejecutado por la industria nacional, lo que incluye no sólo a los grandes integradores, sino también a casi toda la cadena de suministro del sector.

 

  1. Como iniciativa de colaboración entre los sectores público y privado, ¿cuál es el objetivo de la Agenda Sectorial de la Industria Espacial?

Dentro de las actuaciones que se derivan de las “Directrices Generales de la Nueva Política Industrial Española 2030”, que se aprobaron en el mes de febrero, las Agendas Sectoriales son un instrumento clave para particularizar las medidas y actuaciones necesarias en cada uno de los principales sectores industriales. Aunque el sector de la industria espacial pueda no tener la dimensión en términos de facturación que otros sectores como la automoción o la aeronáutica, creemos que dado su impacto en la sociedad y todo su efecto arrastre necesita tener un documento dedicado específicamente.

En este sentido, al igual que en otras agendas, se trata de definir claramente los retos que afronta el sector, las palancas de fortaleza de nuestras industrias, y los planes de actuación necesarios para impulsar su crecimiento.

 

  1. ¿Qué retos debe asumir la industria espacial española para incrementar su presencia como potencia en esta materia a nivel internacional?

Creo que el principal reto que debe asumir el sector espacial español viene dado por la dimensión de sus empresas. Es algo que ocurre también en sectores como la Defensa o la Aeronáutica. Es cierto que los grandes grupos como Airbus Defence and Space, o Thales-Alenia Space están presentes en España y con un gran volumen de actividad, pero en este caso me estoy refiriendo a empresas de capital 100% español. Esta falta de dimensión a veces es un freno a la hora de participar en grandes programas internacionales, en los que en lugar de actuar como “primes” tienen que hacerlo únicamente como suministradores de Tier-1 o Tier-2.

En cualquier caso, tenemos un éxito reciente, con la adjudicación a GMV del contrato con la Agencia Espacial Europea (ESA) para el mantenimiento y evolución del Segmento de Control en Tierra de Galileo. Este contrato es el mayor obtenido por la industria espacial española, y lo consiguió en competencia con los principales grupos industriales del sector en Europa, lo que es una indicación de que la industria española “empieza jugar en otra liga”.

Ante ese déficit de dimensión es crucial la participación en consorcios, tanto nacionales como europeos, que permitirán el acceso a los grandes contratos del sector.

Por otra parte, creemos que la industria española en los últimos años ha sabido aprovechar muy bien la contribución española en la ESA, ya que su participación en estos programas les ha permitido desarrollar y validar tecnologías en vuelo, que posteriormente han podido comercializar en otros mercados y aplicaciones.

 

  1. ¿Qué medidas están planteadas para hacer más competitiva esta industria a nivel nacional?; ¿Qué clase de acuerdos existen a nivel de la Unión Europea al respecto?

En el entorno de la UE, es evidente que el sector espacial tiene cada vez un peso mayor. A diferencia de la Agencia Espacial Europea en la que el “espacio es un fin”, para la UE, el “espacio es un medio” para el desarrollo de las políticas comunitarias. Por esa razón, para el periodo 2021-2027, se está planteando un presupuesto de 16.000 M€ para los programas Galileo, Egnos, Copernicus, SST y Govsatcom.  La nueva Comisión Europea ha anunciado la creación de una “Dirección General de Industria de la Defensa y Espacio”, lo que da una idea de la relevancia que se está dando en Europa al sector

 

En paralelo a esta decisión durante el año pasado y el principio de este, se ha estado discutiendo el nuevo reglamento de espacio, con el que se gestionaran los programas antes mencionados. Uno de los puntos en los que España ha tenido una posición más firme ha sido en el de la política de contrataciones. Se ha defendido con fuerza que todo el sector industrial (desde las grandes empresas a las PYMES), pueda participar de estos programas, dando mucha transparencia a los procesos de contratación, y haciendo obligatoria la subcontratación con PYMES de porcentajes significativos de aquellas licitaciones con un importe elevado. A partir de esta regulación será la competitividad de las empresas la que determine su éxito en los programas de la UE.

 

Raul-Blanco

Raül Blanco

 

  1. ¿Qué necesidades le han trasladado aquellas organizaciones que componen la industria espacial? ¿Cómo tienen pensado hacerles frente?

Una de las necesidades que ha trasladado la Industria Espacial, tanto a este Ministerio como a otros con competencias en espacio, como el de Ciencia, Innovación y Universidades y el de Defensa, ha sido históricamente el incremento de la contribución a la ESA, así como el desarrollo de Programas Nacionales de Espacio, que tengan una continuidad en el tiempo.

Sobre el primer punto, es ya conocido que, a pesar de la situación presupuestaria, a propuesta del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, se ha aprobado un incremento de 700 M€ que se comprometerán en la próxima Conferencia Ministerial, y que acercarán la contribución española a los niveles de PIB, como viene demandando el sector.

Por otra parte, el sector también nos ha trasladado la necesidad de coordinar los esfuerzos de los diferentes departamentos ministeriales con competencias o actividad en el sector espacial. Esa reclamación, muchas veces lleva implícita la petición de la creación de una Agencia Espacial Española, que creo que sería un objetivo deseable, pero probablemente no posible a corto plazo. Sin embargo, en este momento creemos que lo más importante es potenciar la coordinación interministerial. Como ejemplo de esta coordinación, me gustaría destacar el trabajo que se ha hecho bajo el liderazgo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, para consensuar la posición española en las negociaciones del nuevo reglamento de espacio de la UE. En este proceso han participado los Ministerios de Ciencia, Fomento, Industria, Defensa, Transición Ecológica, Asuntos Exteriores y CDTI, INTA, IGN, AEMET... y creo que los resultados han sido muy beneficiosos para los intereses nacionales.

 

  1. ¿Qué proyección augura para el sector del espacio de cara al 2020?

El sector espacial se encuentra actualmente en un momento de grandes cambios. El New Space, en el que la iniciativa privada viene a complementar a las inversiones públicas en el sector, o el desarrollo de productos con ciclos de desarrollo más cortos y con perspectivas comerciales en todos los ámbitos, va a suponer un gran cambio, pero no solo a corto plazo, sino también a largo plazo, y la industria española está preparada para afrontarlos.

La próxima Conferencia Ministerial de la ESA que se celebrará en Sevilla en noviembre de este año, va a ser muy importante también porque va a definir a medio plazo el devenir del sector en Europa, sin olvidarnos de la importante inversión de la UE en sus propios programas. En ese sentido la contribución española será fundamental para asegurar la participación de las industrias nacionales.

NOTICIAS RELACIONADAS

María José Rallo del Olmo, Secretaria General de Transporte del Ministerio de Fomento

“Galileo ha supuesto un crecimiento para la industria espacial española como se demuestra con la participación de un buen número de e...

Leer más

Eduardo Bellido, CEO de Thales Alenia Space en España

“Contamos con una industria espacial de primer nivel que goza del prestigio y reconocimiento internacional por su excelencia técnica...

Leer más

Jorge Potti, director general de Espacio de GMV

“GMV trabaja en la práctica totalidad de misiones espaciales europeas, tanto de la ESA como de la Unión Europea. Tras 35 años trabaja...

Leer más