Etiqueta: airbus

Airbus desarrollará el sistema de gestión y distribución de energía para el módulo clave de Lunar Gateway

Habilitará el futuro puesto avanzado habitacional y logístico (HALO) que prestará servicios a los astronautas en su camino a la Luna

Airbus Crisa, una compañía filial de Airbus, ha firmado un contrato para el desarrollo del sistema de Gestión y Distribución de Energía (PMAD) para el puesto de habitabilidad y logística (HALO) con Northrop Grumman.

Airbus Crisa es una empresa española fundada en 1985 para diseñar y fabricar equipos electrónicos y software para aplicaciones espaciales y proyectos de ingeniería para estaciones terrestres. Está totalmente integrado en Airbus Defence and Space.

La nueva estación Lunar Gateway, cuyo lanzamiento está previsto para 2024, contará inicialmente con dos módulos y se ampliará en años sucesivos a cinco. La estación está destinada a servir de laboratorio espacial, así como de puesto logístico intermedio para futuros viajes a la superficie de la Luna y a Marte. Los dos módulos iniciales se denominan PPE y HALO. PPE (Power and Propulsion Element) cuenta con paneles solares que alimentan la estación y propulsores que le permiten mantener una órbita estable alrededor de la Luna. HALO es el módulo habitacional y logístico donde vivirán los astronautas durante los 40 días que se estima durarán las primeras misiones.

“Este contrato, por valor de más de 50 millones de dólares, refleja nuestra capacidad para suministrar equipos espaciales altamente especializados a fabricantes de todo el mundo y es nuestra primera contribución a la estación orbital Lunar Gateway, que forma parte del programa Artemis de la NASA para regresar a la Luna “, dijo Fernando Gómez-Carpintero, CEO de Airbus Crisa. “Se trata de un paso emocionante, ya que Airbus Crisa está diseñando el PMAD para que se convierta en el sistema de gestión de energía modular estándar para todas las futuras estaciones espaciales y vehículos humanos. Hemos aportado una solución disruptiva, con un concepto arquitectónico nunca visto en el sector. Esto sienta las bases de un nuevo estándar internacional, situando a la empresa en la vanguardia del sector”.

El PMAD cuenta con cuatro unidades de potencia y gestionará la electricidad procedente de los paneles solares del Elemento de Potencia y Propulsión (PPE). Distribuirá la energía a los equipos de a bordo y al resto de la estación según sea necesario, garantizando siempre la seguridad de la tripulación a bordo. El PMAD alimentará el sistema de soporte vital, la iluminación interior, los sistemas de comunicación y los experimentos científicos. Garantizará que la batería de HALO se mantenga en niveles óptimos y esté lista para ser utilizada cuando los paneles no reciban suficiente luz solar. El PMAD también debe proporcionar energía a los vehículos visitantes cuando se acoplen.

Airbus Crisa es un actor internacional clave en los campos de la conversión de energía, el control digital y la gestión y distribución de energía para aplicaciones de satélites y lanzadores, gracias a la experiencia adquirida en las exigentes misiones de exploración de la ESA. Este contrato demuestra su gran potencial para suministrar productos de vuelo fiables a los fabricantes estadounidenses.

La ESA elige a Airbus para la misión exoplanetaria Ariel

Ariel analizará la atmósfera de cientos de exoplanetas

Continuidad de CHEOPS, sinergias con la herencia de la misión Gaia

Contrato de 200 millones de euros con lanzamiento en 2029

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha firmado un contrato con Airbus para la construcción de la misión Atmospheric Remote-sensing Infrared Exoplanet Large-survey (Ariel). Ariel es la cuarta misión de clase media del programa Cosmic Vision de la ESA.

Ariel estudiará la composición de los exoplanetas, cómo se formaron y cómo evolucionan, inspeccionando una muestra diversa de unos 1.000 planetas extrasolares en longitudes de onda visibles e infrarrojas. Es la primera misión dedicada a medir con precisión la composición química y las estructuras térmicas de los exoplanetas en tránsito. El contrato está valorado en unos 200 millones de euros.

“Airbus cuenta con una amplia experiencia en la dirección de misiones científicas pioneras, como JUICE, Gaia, Solar Orbiter, LISA Pathfinder y CHEOPS, en las que nos basamos para la última misión científica de la ESA, Ariel”, dijo Jean-Marc Nasr, responsable de Airbus Space Systems.

“En Airbus Toulouse, el mayor centro espacial de Europa, disponemos de todos los recursos, instalaciones y conocimientos para diseñar, fabricar e integrar las naves espaciales y apoyar activamente a la ESA en el desarrollo de la carga útil. Airbus Stevenage está plenamente integrado en el equipo principal para la ingeniería de la aviónica, la comunicación por radiofrecuencia y el diseño eléctrico de la plataforma, como se probó con éxito para el desarrollo de Gaia”.

Airbus liderará el consorcio industrial europeo con más de 60 contratos para la construcción del satélite y aportará su experiencia y apoyo a la ESA para el desarrollo del módulo de carga útil.

“Con este hito de la misión Ariel celebramos la continuación de la excelente relación con nuestros socios industriales para mantener a Europa en la vanguardia de la excelencia en el campo de la investigación de exoplanetas hasta bien entrada la próxima década y más allá”, dijo Günther Hasinger, Director de Ciencia de la ESA.

Se han identificado más de 5.000 exoplanetas desde la primera observación en 1995, pero se sabe poco sobre la composición química de sus atmósferas. Las misiones científicas espaciales existentes están proporcionando resultados sobre los exoplanetas (como CHEOPS, construida por Airbus para la ESA), pero Ariel será la primera misión dedicada al estudio de las atmósferas de un gran número de exoplanetas, incluyendo la determinación de los principales componentes atmosféricos y la caracterización de las nubes. Las observaciones de estos mundos permitirán conocer las primeras etapas de la formación planetaria y atmosférica, así como su posterior evolución, contribuyendo a su vez a la comprensión de nuestro propio Sistema Solar. Podrían ayudarnos a averiguar si hay vida en otros lugares de nuestro universo y si existe otro planeta como la Tierra.

La misión se centrará en los planetas cálidos y calientes, desde las supertierras hasta los gigantes gaseosos que orbitan cerca de sus estrellas madre, aprovechando sus atmósferas bien mezcladas para descifrar su composición en general.

Tras su lanzamiento, en 2029 con un lanzador Ariane 6, Ariel será inyectado en una trayectoria de transferencia directa al segundo punto de Lagrange (L2). Gracias a su diseño térmico y mecánico muy estable, la nave podrá realizar observaciones a largo plazo del mismo sistema planeta/estrella durante una duración de entre 10 horas hasta tres días. Su misión durará cuatro años, con una posible prórroga de al menos dos años.

Airbus fue el contratista principal de la misión CHEOPS de la ESA. Lanzada en diciembre de 2019, su objetivo es caracterizar los exoplanetas que orbitan alrededor de estrellas cercanas, observando planetas conocidos en el rango de tamaño entre la Tierra y Neptuno y midiendo con precisión sus radios para determinar la densidad y la composición.

El primer satélite Inmarsat-6 construido por Airbus se envía a Japón y está listo para su lanzamiento

Satélite de comunicaciones móviles de próxima generación con doble carga útil en banda L y Ka

Cambio radical en las posibilidades y la capacidad de los servicios de banda L de Inmarsat> El primer satélite Inmarsat-6, I-6 F1, construido por Airbus, ha sido enviado desde Toulouse a Tanegashima (Japón), listo para ser lanzado.

El satélite se lanzará en un vehículo de lanzamiento H-IIA construido por Mitsubishi Heavy Industries (MHI) en diciembre. Inmarsat-6 F1 se basa en la plataforma ultrafiable Eurostar E3000 de Airbus y será el 54º Eurostar E3000 lanzado. Será el quinto Eurostar en órbita equipado con propulsión eléctrica para la elevación de la órbita, reforzando la posición de Airbus como líder mundial en propulsión eléctrica.

La reducción de la masa mediante el uso de la propulsión eléctrica permite una misión de doble carga útil (banda Ka y L) con una carga útil excepcionalmente grande de próxima generación procesada digitalmente, lo que proporciona una mayor flexibilidad a Inmarsat, el principal proveedor de servicios globales de comunicación móvil por satélite.

François Gaullier, Responsable de Telecom Systems en Airbus, dijo: “Inmarsat-6 F1 cuenta con una de las cargas útiles más sofisticadas de procesamiento digital que jamás hayamos construido y ofrece una flexibilidad, una capacidad y una aptitud extraordinarias. Como proveedor de Inmarsat desde hace mucho tiempo, habiendo construido los satélites Inmarsat-4 y Alphasat, Airbus se enorgullece de seguir ayudando a mantener a Inmarsat en la cima de su negocio con este cambio de capacidad que aporta Inmarsat-6”.

Inmarsat-6 cuenta con una gran antena de 9 m de apertura en banda L y nueve antenas multihaz en banda Ka, y presenta un alto nivel de flexibilidad y conectividad. El procesador digital modular de nueva generación proporciona una flexibilidad total de enrutamiento en hasta 8.000 canales y una asignación dinámica de potencia a más de 200 haces puntuales en banda L. Los haces puntuales en banda Ka serán orientables sobre todo el disco terrestre, con una asignación flexible de canales a haces.

Con una mayor capacidad y flexibilidad, el satélite permitirá a Inmarsat ofrecer servicios más avanzados en banda L, incluyendo servicios móviles de muy bajo coste y aplicaciones IoT a los clientes actuales y futuros del sector de la movilidad en tierra, mar y aire. Inmarsat-6 complementará y mejorará los servicios en banda L ofrecidos por ELERA (*) y se embarcará una misión en banda Ka para aumentar el servicio de banda ancha de alta velocidad de Inmarsat disponible en todo el mundo: Global Xpress.

Las inversiones realizadas por Airbus en las tecnologías de plataforma y carga útil utilizadas en Inmarsat-6 cuentan con el apoyo de la Agencia Espacial Europea y de agencias nacionales, en particular la Agencia Espacial del Reino Unido y el CNES. Inmarsat-6 tendrá una masa de lanzamiento de 5,5 toneladas, una potencia de 21 kW y una vida útil de más de 15 años.

https://www.inmarsat.com/elera.html

Lanzamiento exitoso del sistema espacial de reconocimiento CERES diseñado por Airbus y Thales

Basado en los demostradores de inteligencia de señales de ESSAIM y ELISA

Los satélites del sistema espacial CERES (Capacité de Renseignement Electromagnétique Spatiale o Capacidad de Inteligencia de Señales Espaciales) diseñados y construidos por Airbus Defence and Space y Thales para la DGA (la Agencia Francesa de Adquisición de Defensa) han sido lanzados con éxito desde el puerto espacial europeo en la Guayana Francesa, a bordo de un lanzador Vega.

“Estamos listos para poner en marcha la próxima generación de capacidad de vigilancia espacial para Francia: CERES. El hecho de confiar a Airbus la construcción y la responsabilidad total del sistema espacial es un reconocimiento de nuestra experiencia y de la calidad de nuestra tecnología, también adquirida en los demostradores ESSAIM y ELISA”, dijo Jean Marc Nasr, Responsable de Airbus Space Systems. “Las tres naves espaciales CERES proporcionarán a Francia su primer sistema de satélites para la inteligencia de señales, confirmando así nuestra posición como contratista principal de todos los sistemas de inteligencia espaciales franceses”, continuó.

CERES está diseñado para detectar y geolocalizar las señales electromagnéticas de los sistemas de radiocomunicación y los radares de las zonas a las que no llegan los sensores de superficie. Desde su órbita terrestre baja, CERES está libre de restricciones de sobrevuelo del espacio aéreo y puede operar en todo tipo de condiciones meteorológicas. El sistema proporcionará información en profundidad para apoyar las operaciones militares de las Fuerzas Armadas francesas, mejorando así el conocimiento de la situación.

“CERES completará la capacidad de inteligencia estratégica y táctica de la defensa francesa con su primer sistema de satélite de inteligencia de señales (SIGINT). Con la confianza de la DGA para encargarse de las prestaciones de la misión integral de CERES, Thales se apoya en su experiencia única de 25 años en SIGINT desde el espacio con ESSAIM y ELISA, en nuestro know-how único en cargas útiles de satélites y segmentos terrestres de usuario, y en nuestro amplio conocimiento de dominio en SIGINT y guerra electrónica en todo el mundo”, dijo Philippe Duhamel, Vicepresidente Ejecutivo de Sistemas de Misión de Defensa de Thales.

El sistema incluye el segmento espacial, formado por un enjambre de tres satélites idénticos que transportan la carga útil SIGINT, así como los segmentos de usuario y de control en tierra.

Airbus Defence and Space y Thales son co-contratistas del sistema completo de extremo a extremo. Airbus es responsable de la integración del sistema de extremo a extremo y del segmento espacial que comprende los tres satélites, mientras que Thales es responsable de toda la cadena de la misión y su rendimiento, desde la carga útil a bordo hasta el segmento terrestre del usuario. Además, Thales Alenia Space actuó como subcontratista de Airbus en el suministro de las plataformas de los satélites. La agencia espacial francesa, CNES, como socio colaborador de la DGA, se encargó de los servicios de lanzamiento y del segmento de control en tierra.

CERES se basa en la experiencia de Airbus y Thales adquirida con los demostradores de microsatélites ESSAIM (inteligencia de comunicaciones) y ELISA (inteligencia electrónica) lanzados en 2004 y 2011 respectivamente. Las lecciones técnicas y operativas aprendidas de estos sistemas fueron clave para permitir un rendimiento muy alto en la detección y compatibilidad electromagnética, que es vital para esta misión.

UNOOSA y Airbus eligen a un equipo africano para volar una carga útil climática gratuita en la Estación Espacial Internacional

La Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior (UNOOSA) y Airbus Defence and Space han seleccionado al ganador de su oportunidad conjunta para una misión gratuita de un año a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS). La misión climática que apoya los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU volará en Bartolomeo, la plataforma de alojamiento de carga útil externa de Airbus.

El equipo ganador “ClimCam” compuesto por especialistas en distintas áreas y simboliza el poder de la cooperación internacional, reuniendo a investigadores de tres instituciones: la Agencia Espacial Egipcia, la Agencia Espacial de Kenia y el Programa Espacial Nacional de Uganda del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Conjuntamente, el equipo desarrollará un sistema de cámaras de teledetección para vigilar el clima, las inundaciones y los efectos del cambio climático en África Oriental. Las tres instituciones han acordado una política de datos abierta, compartiendo la información y las imágenes adquiridas del proyecto para orientar los esfuerzos de mitigación del cambio climático en toda la región. Además de sus objetivos directos, el proyecto también demostrará el desarrollo de la tecnología espacial hecha en África, inspirando a los ingenieros y científicos africanos.

La directora de la UNOOSA, Simonetta Di Pippo, dijo: “Junto con Airbus, y gracias al ingenio de los brillantes investigadores seleccionados, estamos haciendo posible que este módulo hecho en África vuele a bordo de la ISS. Este proyecto aportará valiosos conocimientos a la región de África Oriental para hacer frente a problemas acuciantes como las sequías e inundaciones y aumentar la capacidad de recuperación de su sector agrícola, lo que podría salvar muchas vidas y ayudar a construir un futuro mejor. También será una importante fuente de inspiración para que los talentos de África se incorporen al sector espacial. Estamos muy orgullosos de haber contribuido a que esto ocurra, y estamos deseando ver cómo despega el proyecto”.

“Estamos muy contentos de dar la bienvenida a este equipo respaldado por UNOOSA con su misión climática africana como pasajero en la plataforma Bartolomeo”, dijo Andreas Hammer, responsable de Space Exploration de Airbus Defence and Space. “Por supuesto, les ofrecemos nuestro Servicio de Misión Espacial Bartolomeo All-in-One, lo que significa que nuestros propios expertos espaciales experimentados se encargarán de todos los aspectos de esta misión espacial: trámites preparatorios, lanzamiento e instalación de la carga útil, operaciones y transferencia de datos. De este modo, el equipo puede concentrarse plenamente en el desarrollo y la explotación de su carga útil de vigilancia medioambiental, sin tener que preocuparse de nada más. Esta es una de las ventajas fundamentales del servicio Bartolomeo: facilitamos el acceso al espacio como nunca antes”.

“Estamos muy contentos de ganar esta oportunidad en una competencia de clase mundial, el equipo desea agradecer a UNOOSA y AIRBUS por esta oportunidad”, dijo Ayman Ahmed, líder del equipo de la agencia espacial egipcia y coordinador del proyecto ClimCam. “Por supuesto, entendemos que existen desafíos en nuestra región; el cambio climático está teniendo un impacto creciente en África, especialmente la más vulnerable y dura, y está contribuyendo a la inseguridad alimentaria y al estrés en los recursos hídricos en África oriental también. Tener un sistema generador de imágenes en la ISS nos permite monitorear y ver ese efecto en nuestros países de origen. Nos damos cuenta del desafío de desarrollar un dispositivo de este tipo para que funcione a bordo de la ISS con limitaciones de diseño muy críticas y desafiantes.”

“La competencia fue muy dura, pero ser adjudicatarios de esta oportunidad es tan solo el comienzo para que nuestro equipo aprenda más y adquiera una gran experiencia en el campo de la tecnología espacial y su aplicación”.

Esta es la primera vez que la ONU ha seleccionado a un ganador para tener la oportunidad de acceder al espacio en asociación con una empresa del sector privado. Para obtener más información sobre Bartolomeo y su potencial para reducir la división espacial, visite: www.airbus.com/bartolomeo

Éxito en el despliegue del reflector gigante para el satélite de vigilancia forestal Biomass

Biomass, el satélite de medición forestal de la Agencia Espacial Europea (ESA), ha superado un hito clave con el despliegue exitoso del Gran Reflector Desplegable (LDR) que recibirá datos en banda P reflejados por los bosques del mundo.

La prueba, que tuvo lugar en la empresa L3Harris Technologies en Florida, que fabricó el reflector de 12 metros de ancho, fue presenciada por representantes de Airbus, la ESA y el JPL (NASA).

Chris Lloyd, responsable del proyecto Biomass en Airbus Defence and Space, dijo: “El éxito del despliegue del mayor reflector de observación de la Tierra es un gran avance para Biomass. Estamos en camino de lanzarlo en 2023 tras el éxito de las pruebas estructurales y mecánicas realizadas a principios de este año.”

Por su parte, Michael Fehringer, responsable del proyecto Biomass en la ESA, declaró: “Ha sido estupendo presenciar el despliegue con éxito del enorme reflector y es testimonio de la colaboración única de los equipos industriales de Europa y Estados Unidos, así como de la cooperación entre la ESA y la NASA/JPL”.

El Dr. Paul Bate, Director Ejecutivo de la Agencia Espacial del Reino Unido, declaró: “Con la COP26 a la vuelta de la esquina, el Reino Unido está liderando el uso del espacio para vigilar el cambio climático, con empresas como Airbus en el centro del desarrollo de satélites que dan a los científicos acceso a valiosa información sobre nuestro planeta. La misión Biomass mejorará enormemente la calidad de los datos sobre los bosques del mundo. Tuve el privilegio de ver el satélite tomando forma en Stevenage recientemente y espero con gran interés el lanzamiento en 2023.”

El reflector de 12 metros será clave para el primer radar de apertura sintética de banda P en el espacio; la banda P es la mayor longitud de onda de radar disponible para la observación de la Tierra. Biomass, que es una misión Earth Explorer de la ESA, medirá la biomasa forestal para evaluar las reservas y los flujos de carbono terrestre durante cinco años.

La nave espacial proporcionará mapas excepcionalmente precisos de la biomasa de los bosques tropicales, templados y boreales, así como de los cambios en las existencias de biomasa a lo largo de los cinco años de vida de la misión, que no pueden obtenerse mediante técnicas de medición terrestres. En las zonas áridas del planeta, verá hasta el lecho de roca subyacente, lo que permitirá cartografiar la estructura de la roca y buscar depósitos subterráneos de agua.

Se espera que el LDR se envíe al contratista principal de la ESA, Airbus, en Stevenage, para su integración en la nave espacial a finales de 2021. El lanzamiento de Biomass está previsto para 2023 en un lanzador Vega desde la Guayana Francesa.

El telescopio espacial Webb, de camino a las estrellas

NIRSpec, construido por Airbus, es uno de los cuatro instrumentos a bordo de la misión de la NASA y la ESA que sigue los pasos del Hubble

NIRSpec estudiará la formación de las primeras estrellas y galaxias de nuestro Universo

Última parada, Kourou. El telescopio espacial Webb (WST) ha llegado al puerto espacial europeo de Kourou, en la Guayana Francesa. La nave se preparará ahora para su lanzamiento, previsto para el 18 de diciembre en un lanzador Ariane 5. Uno de los cuatro instrumentos de su equipaje científico es el espectrógrafo de infrarrojos cercanos (NIRSpec) construido por Airbus en Alemania.

Antes del lanzamiento, se llevará a cabo una campaña completa de pruebas funcionales en octubre para asegurarse de que cada parte de la nave espacial sigue funcionando como se esperaba tras su viaje a Kourou. Airbus apoyará activamente las pruebas funcionales eléctricas finales de los cuatro instrumentos científicos (incluido NIRSpec) que durarán aproximadamente seis días.

“El telescopio Webb cambiará la forma en que vemos el Universo”, dijo Jean Marc Nasr, Director de Airbus Space Systems. “Nuestras contribuciones a los instrumentos NIRSpec y MIRI son un testimonio de la experiencia de Airbus y del valor que podemos aportar a la astronomía moderna. Estamos orgullosos de haber desempeñado un papel clave en los futuros descubrimientos de la misión Webb”.

Una vez en órbita, Webb iniciará un viaje de un mes de duración, recorriendo cuatro veces la distancia a la Luna, hasta llegar a su destino final, el punto de Lagrange L2, a unos 1,5 millones de kilómetros detrás de la Tierra visto desde el Sol.

Airbus apoyará a NIRSpec desde el lanzamiento hasta la entrada en servicio del satélite (segundo trimestre de 2022), supervisando sus parámetros las 24 horas del día. Esto incluye el periodo durante la fase crítica de enfriamiento y luego las pruebas funcionales iniciales cuando se encienda el instrumento NIRSpec. Por último, el equipo de ingeniería de Airbus también seguirá prestando apoyo durante la comprobación del rendimiento y la calibración hasta el final de la puesta en servicio.

El instrumento NIRSpec, que pesa 200 kg, es un espectrógrafo multiobjeto capaz de medir simultáneamente el espectro del infrarrojo cercano de al menos 100 objetos, como estrellas o galaxias, con varias resoluciones espectrales de hasta 0,3 nanómetros. Las observaciones se realizan en el rango de longitudes de onda de 0,6 a 5,0 micrómetros. Una vez en funcionamiento, NIRSpec, conocido como el “súper ojo”, operará a una temperatura de -230°C. Un equipo de más de 70 personas de las sedes de Airbus en Ottobrunn, Friedrichshafen y Toulouse ha trabajado en el diseño, el desarrollo y, finalmente, la integración y las pruebas de NIRSpec, con el apoyo de 17 subcontratistas europeos y de la NASA. El instrumento fue desarrollado por Airbus para la Agencia Espacial Europea (ESA).

Debido a su excelente sensibilidad, su alta resolución y su amplia cobertura de longitudes de onda, NIRSpec es un instrumento clave para lograr una visión más profunda de la evolución del universo. Utiliza un concepto altamente atérmico con todos los espejos, los soportes de los espejos y la placa base del banco óptico, todos ellos fabricados con cerámica de carburo de silicio SiC 100®.

Otro instrumento, llamado Mid-InfraRed Instrument (MIRI), también forma parte de la contribución europea a la misión Webb. Airbus, en el Reino Unido, se encargó de la gestión, la ingeniería y la calidad para el consorcio europeo que construyó el MIRI garantizando un enfoque coherente en el proceso de diseño, construcción y pruebas. Cubre el rango de longitudes de onda del infrarrojo medio, desde 5 a 28,3 micras. MIRI será capaz de penetrar las gruesas capas de polvo que oscurecen las regiones de intenso nacimiento de estrellas. Observará las primeras generaciones de galaxias que se formaron después del Big Bang y estudiará los lugares de formación de nuevos planetas y la composición del medio interestelar. Para asegurarse de que la señal de los objetos débiles no se vea ahogada por el propio brillo infrarrojo del instrumento, MIRI se enfriará a -266 °C, sólo 7 °C por encima del cero absoluto.

Con el instrumento NIRSpec, Webb estudiará la formación de las primeras estrellas y galaxias de nuestro Universo, cuando éste tenía sólo unos cientos de millones de años. NIRSpec podrá captar los espectros de entre 60 y 200 galaxias a la vez, lo que permitirá a los científicos observar con exquisito detalle cómo se formaron y evolucionaron. Mucho más cerca de nosotros, NIRSpec también podrá estudiar la atmósfera de los exoplanetas, estos planetas que orbitan alrededor de estrellas distintas de nuestro Sol. En particular, buscará la firma de moléculas clave como el agua.

Webb, la misión que sucede al Telescopio Espacial Hubble (HST), con su conjunto de instrumentos científicos permitirá mirar más atrás en el tiempo en comparación con el HST, principalmente debido a su mayor sensibilidad y a una banda de longitud de onda más amplia, que va de 0,6 a 27 micrómetros. Se espera que produzca sorprendentes avances en la ciencia espacial infrarroja. El Telescopio Espacial Webb, de 10.000 millones de dólares, es una aventura conjunta de las agencias espaciales estadounidense, europea y canadiense.

El satélite meteorológico MetOp-SG B sigue adelante

La próxima generación de satélites meteorológicos supera con éxito otro paso crucial en el proceso de integración

El primer modelo “B” de la próxima generación de satélites meteorológicos de órbita polar MetOp-SG ha recibido su paquete de cohetes. En una complicada y milimétrica operación de grúa en el centro de integración de satélites de Airbus en Friedrichshafen (Alemania), se integró la estructura del satélite de seis metros de altura con su sistema de propulsión.

El sistema de propulsión, construido por Airbus en Stevenage (Reino Unido), puede acomodar 760 kg de combustible de hidracina para mantener la posición y la órbita durante toda su misión y, lo que es más importante, permitir una reentrada controlada sobre el Pacífico Sur al final de la vida del satélite, de acuerdo con las normas internacionales de mitigación de la basura espacial. El sistema de propulsión incluye doce propulsores de 20 Newton (N) cada uno para las maniobras de órbita nominal y anticolisión. Por último, el tanque y el motor principal de 400 N completan el sistema de propulsión.

El programa MetOp-SG está siendo implementado por la Agencia Espacial Europea en colaboración con EUMETSAT. La flota de satélites MetOp-SG consta de seis satélites y garantizará la continuación de las observaciones meteorológicas desde una órbita polar en el periodo 2024-2045. Los datos completos del conjunto de instrumentos europeos innovadores alimentarán a los modelos de predicción, llevando las observaciones a un nuevo nivel.

Cada satélite, con una masa de lanzamiento por encima de las cuatro toneladas, se lanzará por separado. Los satélites se situarán en la órbita polar heliosíncrona MetOp, a una altitud media de 831 kilómetros. La vida nominal de cada satélite es de 7,5 años. Tras siete años, se lanzará el siguiente satélite de la misma serie, lo que garantizará una cobertura operativa completa durante un periodo de 21 años con una pareja de satélites de tipo A y B siempre en órbita.

El primer lanzamiento de un satélite MetOp-SG está previsto actualmente para principios de 2024.

MetOp-SG proporcionará sondeos mejorados de temperatura y humedad por infrarrojos, microondas y radio-ocultación; vectores de movimiento atmosférico polar extraídos de imágenes ópticas; nuevas mediciones de precipitaciones y nubes a partir de imágenes en los espectros óptico, submilimétrico y de microondas; y mediciones de alta resolución del vector del viento en la superficie del océano y de la humedad del suelo extraídas de observaciones con dispersómetros. Estos datos ayudarán a mejorar la predicción numérica del tiempo – la columna vertebral de nuestras previsiones meteorológicas diarias – a nivel regional y global.

MetOp-SG comprende dos series de satélites, con tres unidades en cada serie. La serie de satélites A lleva instrumentos ópticos y sondas atmosféricas, mientras que la serie de satélites B cuenta con instrumentos de microondas. Los satélites de la serie A se están desarrollando y construyendo bajo el liderazgo industrial de Airbus en Toulouse (Francia), y el diseño y la fabricación de los satélites de la serie B está dirigido por el centro de la empresa en Friedrichshafen (Alemania).

Airbus lidera un consorcio industrial formado por más de 110 empresas de 16 países europeos y Canadá, para suministrar más de 160 equipos y servicios diferentes para las plataformas e instrumentos de los satélites.

¡Hacia la Luna! Airbus entrega el segundo módulo de servicio europeo para la nave Orion de la NASA

Europa proporciona la potencia para misiones que llevarán astronautas a la Luna

Airbus en Bremen lidera el equipo europeo en nombre de la ESA

El segundo Módulo de Servicio Europeo (ESM) construido por Airbus para la nave espacial Orion de la NASA está listo para su entrega desde la sede de Airbus en Bremen, Alemania. Un avión de carga Antonov llevará el ESM-2 al Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, Estados Unidos. La Agencia Espacial Europea (ESA) ha seleccionado a Airbus como contratista principal para el desarrollo y la fabricación de seis ESM, con el primer ESM que volará pronto en la misión Artemis I de la NASA.

El ESM es un elemento clave de Orion, la nave espacial de nueva generación que transportará a los astronautas más allá de la órbita terrestre baja por primera vez desde el final del programa Apolo en la década de 1970. El módulo proporciona propulsión, energía y control térmico y suministrará a los astronautas agua y oxígeno en futuras misiones. El ESM está instalado debajo del módulo tripulado y juntos forman la nave Orion.

“La entrega del segundo módulo de servicio europeo para la nave Orion de la NASA supone otro gran paso adelante en el camino para devolver a los astronautas a la Luna. Trabajando codo con codo con nuestros clientes, la ESA y la NASA, y con nuestro socio industrial, Lockheed Martin Space, el programa avanza a buen ritmo y estamos preparados para afrontar el reto de volver a la superficie lunar en 2024”, dijo Andreas Hammer, Director de Exploración Espacial de Airbus.

El ESM-2 se sometió a un proceso de validación integral antes de ser preparado para su envío, incluyendo pruebas del cardán del motor principal del módulo (que gira de lado a lado para maniobrar y controlar la dirección durante el vuelo espacial). Este motor principal es un motor reacondicionado del transbordador espacial Atlantis.

Tras completar su viaje trasatlántico, el ESM-2 será unido con el módulo de tripulación Orion para ser sometido a pruebas exhaustivas antes de la integración con el lanzador – un proceso que llevará unos dos años.

El lanzamiento de la primera nave espacial Orion en el nuevo cohete Space Launch System de la NASA será sin tripulación y llevará la nave a más de 64.000 kilómetros más allá de la Luna para demostrar sus capacidades. La primera misión de vuelos espaciales tripulados, Artemis II está propulsada por el ESM-2.

El diseño de la nave espacial Orion permite transportar a los astronautas más lejos en el espacio que nunca antes. La nave transportará a cuatro astronautas, proporcionando apoyo vital a la tripulación durante el vuelo y permitiendo un regreso seguro a la atmósfera terrestre, a velocidades de reentrada extremadamente altas.

El ESM consta de más de 20.000 piezas y componentes, desde equipos eléctricos hasta motores, paneles solares, depósitos de combustible y materiales de soporte vital, así como varios kilómetros de cables y tubos.

El ESM es un cilindro de unos cuatro metros de alto y ancho. Comparado con el Vehículo Automático de Transferencia Europeo (ATV 2008 – 2015), también construido por Airbus, tiene un característico conjunto solar de cuatro alas (19 metros de ancho cuando está desplegado) que genera suficiente energía para abastecer a dos hogares. Las 8,6 toneladas de combustible del módulo de servicio pueden alimentar el motor principal, ocho propulsores auxiliares y 24 propulsores más pequeños utilizados para el control de actitud.

En el momento del lanzamiento, el ESM pesa en total algo más de 13 toneladas. Además de su función como sistema de propulsión principal de la nave Orion, el ESM será responsable de las maniobras orbitales y del control de la posición. También proporciona a la tripulación los elementos centrales de soporte vital, como agua y oxígeno, y regula el control térmico mientras está acoplado al módulo de la tripulación. Además, el módulo de servicio no presurizado puede utilizarse para transportar carga útil adicional.

A más largo plazo está previsto acoplar la nave Orion a la estación international Lunar Gateway, una plataforma en órbita lunar que permitirá una arquitectura de exploración espacial sostenible que ampliará la presencia de la humanidad en el espacio.

Última parada en la Tierra en Airbus antes de la odisea de JUICE a Júpiter

Integración final y ensayos en Toulouse antes del lanzamiento en 2022 para cumplir el apretado calendario interplanetario

Viaje de casi nueve años para una misión de cuatro años alrededor de las lunas de Júpiter: ¿podría haber nuevos hábitats de vida?

La nave espacial JUICE (JUpiter ICy moons Explorer mission), construida por Airbus y desarrollada para la Agencia Espacial Europea (ESA), ha llegado a Toulouse, donde permanecerá para su ensamblaje final y campaña de ensayos en el centro de integración de satélites de Airbus, antes de ser enviada a Kourou, en la Guayana Francesa, para su lanzamiento en Ariane 5.

JUICE está de vuelta en Airbus, el contratista principal, después de 3 meses de intensas actividades para las pruebas de vacío térmico en la cámara del Gran Simulador Espacial (LSS) en el centro de pruebas de la ESA en el ESTEC de Noordwijk (Países Bajos). De forma inusual, se ha transportado por aire a Toulouse, para ganar tiempo y poder seguir cumpliendo el apretado calendario interplanetario para llegar al sistema joviano.

Cyril Cavel, responsable del proyecto JUICE en Airbus, declaró a su llegada: “Es la primera vez que veo llegar un satélite a Toulouse en avión, lo que demuestra la importancia de esta misión para la ESA y la comunidad científica. Ahora, en Airbus tenemos que avanzar sobre el gran trabajo de todos nuestros socios industriales y científicos. Estoy impaciente por que se lance esta ambiciosa misión y por ver el tremendo progreso que supondrá para el conocimiento humano, ¡aunque tendremos que esperar casi diez años antes de que llegue a Júpiter!”

La apertura del contenedor protector presurizado y el traslado a la sala blanca ya se han completado. Airbus finalizará ahora el ensamblaje de la configuración de vuelo, incluyendo la integración de las últimas unidades de los instrumentos y los paneles solares de satélite más grandes que jamás hayan volado en la exploración planetaria. Por último, pero no por ello menos importante, los ensayos ambientales, incluidos los de compatibilidad electromagnética (EMC), mecánicos, de despliegue y de propulsión, continuarán hasta el año que viene en su carrera al lanzamiento.

La nave espacial JUICE, de 6,2 toneladas, partirá en 2022 en su viaje de casi 600 millones de kilómetros a Júpiter. La nave llevará 10 instrumentos científicos de última generación, entre los que se incluyen cámaras, espectrómetros, un radar que penetra en el hielo, un altímetro, un experimento de radiociencia y sensores para monitorizar los campos eléctricos y magnéticos y el entorno de plasma en el sistema joviano. JUICE completará un recorrido único por el sistema de Júpiter que incluirá estudios en profundidad de tres lunas potencialmente oceánicas: Ganimedes, Europa y Calisto.

Durante sus cuatro años de misión, JUICE recogerá datos para comprender las condiciones de formación de los planetas gigantes gaseosos y la aparición de hábitats de vida profunda. Pasará nueve meses orbitando la luna helada Ganimedes para analizar su naturaleza y evolución, caracterizar su océano subterráneo e investigar su potencial habitabilidad.

Como contratista principal para la ESA, Airbus lidera un consorcio industrial de más de 80 empresas de toda Europa.

Copyright 2021. Metech, Transformación Digital. info@metech.es C/ Ramón y Cajal, 18, nave 9, 28914 Leganés, Madrid. 917 230 209